Skip to content

¿Qué diferencia hay entre los microcréditos y los préstamos bancarios?

26 noviembre, 2019 | Negocios | no comments

Advertisement

Por su propia definición la principal diferencia entre ambas es que la primera está hecha para las urgencias inmediatas a corto plazo y la segunda para grandes cantidades para pagar en cuotas a largo plazo. Pero aunque por definición sea muy simple no quiere decir que la realidad no sea compleja, y es en los últimos años han surgido miles de empresas que ofrecen un mismo servicio en mayor o menor medida, la concesión de créditos de entre quinientos y mil euros con la condición de que sean devueltos en un plazo de un mes, lo que se podría considerar como un anticipo en una empresa. A este fenómeno se le ha sumado rápidamente las entidades bancarias quienes al ver como se estaban quedando sin representación en este sector se han vuelto más flexibles y permisivos a la hora de otorgar sus préstamos.

Pero vayamos a las tecnicidades. ¿Cuáles son las diferencias más importantes entre ambas? Y segundo. ¿Cuál merece más la pena en función de su %TAE  junto a la seguridad y confianza que ofrecen? Echemos un vistazo.

El ASNEF: Conocido popularmente como el listado de morosos, este archivo público da información acerca de si tienes alguna deuda pendiente con alguna entidad tanto pública como privada. Hoy en día ninguna de las partes de fía de la otra, y no se puede decir que no se tengan motivos y es  por ello que las entidades financieras buscan protegerse de posibles fraudes o impagos. Los bancos siempre consultarán si te encuentras en la lista de Asnef mientras que en el caso de las empresas de microcréditos podrás encontrar una división muy curiosa, ya que algunos las piden y otros simplemente con el DNI ya podrás optar a la totalidad de sus servicios. Si quieres ver el listado de empresas que se dedican al servicio de los microcréditos puedes consultar OpinionesEspaña.com, donde se encuentran publicada la mayor lista de prestamistas de habla hispana, así como una breve reseña y comentarios de todo tipo puntuando su experiencia. Por lo tanto una de las diferencias vitales entre ambas es que las empresas de microcréditos suelen ser más flexibles y permisivas mientras que los bancos son intransigentes en cuanto oyen hablar de deudas.

Los intereses:  Y aquí podemos razonar bien nuestra respuesta y que en este sector nada es tan fácil como parece. SI comparamos en líneas generales los intereses que ofrecen los bancos frente a las entidades particulares los primeros son los que menos intereses ponen, aunque suelen obligarte a pagarlo en pequeñas cuotas. Los segundos sin embargo sus intereses suelen ser mayores. Esto se explica principalmente en que se trata de empresas pequeñas que no se pueden permitir el impago de la parte firmante por lo que su negocio es “express” es decir, te presto el dinero el mismo día para que soluciones tus problemas y tienes un mes para devolvérmelo con dichos intereses. ¿Por qué se ha popularizado tanto las empresas particulares prestamistas si cobran más intereses? Ya no solo es la flexibilidad si no que  la velocidad con la que adquieres el crédito puede ser en cuestión de menos de una hora, algo que los bancos no pueden siquiera rivalizar ni por asomo.

La variedad: Si los bancos son vistos como algo estático e intransigentes es por una buena razón fundada, y es que a menudo las condiciones que te ofrecen en las entidades bancarias solo difieren entre si por pequeños porcentajes de intereses, mientras que los microcréditos tienes una increíble cantidad de oferta por la variedad de empresas que luchan por llevarse parte del pastel, dando como resultado que hay algunos que te pueden ofrecer hasta prórrogas dándote un tiempo extra para pagar tus deudas o puedes negociar las cuotas de pago. Se puede resumir con que algunas empresas dedicadas a los microcréditos se muestran más cercanas y humanas ante sus clientes, también debido parte a que quieren conservar a sus fieles y mantenerlos lo más contentos posible.

Tiempo para devolverlo: En este aspecto ganan sin dudarlo los bancos ya que te pueden llegar a ofrecer hasta dos años para pagar un préstamo de dos mil euros mientras que en una empresa particular te darían con suerte dos meses más los correspondientes intereses. Pero de nuevo decimos que el principal atractivo contra los bancos es el tiempo en recibir tu dinero mientras que en el otro hay mucho papeleo y requisitos como las cuatro últimas nóminas que echan atrás a más de uno.

¿Pero cual deberíamos de escoger? Eso ya te lo dejamos a ti, nosotros te ponemos sobre la mesa la información y los detalles que uno debe de saber y conocer antes de embarcarse en buscar la empresa que le ofrezca las mejores condiciones pero estamos seguros que con la lista que te hemos mencionado de OpinionesEspaña podrás hacer una decisión racional de la cual no te arrepentirás. Ten en cuenta siempre si vas a poder hacer frente a la deuda y las cuotas que te dejan para pagarlas. Otra de nuestras recomendaciones es que sin importar la empresa tu siempre preguntes si aceptan prórrogas en el caso de que  por algún accidente no puedas hacer frente a los pagos solicitados, El mundo financiero y prestamista ha cambiado de forma radical en los últimos diez años y si bien ha traído cosas buenas como que los intereses han bajado no por ello debemos de dejar de ser precavidos.

Share Our Post

Share this posts through social bookmarks.

  • Delicious
  • Digg
  • Newsvine
  • RSS
  • StumbleUpon
  • Technorati
  • Twitter

Related Posts

You may like other posts.

There are no related posts on this entry.

Comments

Tell us what you think.

There are no comments on this entry.

Add a Comment

Fill in the form and submit.

You must be logged in to post a comment.