Skip to content

Limpieza de amianto: instrucciones para realizar el transporte de residuos

13 diciembre, 2017 | Cultura Sociedad, General | no comments

Advertisement

 

limpieza de amiantoDe acuerdo con diferentes normativas referentes a la gestión de desechos, protección ambiental y salud laboral, al realizar la limpieza de amianto debemos prestar atención al traslado de los residuos, con el objeto de evitar que, una vez removidos, las fibras pongan en riesgo la vida de las personas que puedan entran en contacto con él.

Un aspecto relevante con relación a este tema, es conocer lo que a efectos legales se entiende por  desecho, toda vez que, si poseemos un concepto errado o limitado del mismo, pasaremos por alto aquellos elementos que también requieran incluirse en esta calificación.

En este sentido, según la Ley 22/2011 de 28 de julio de residuos y suelos contaminados, se incluyen en dicha definición la totalidad de sustancias u objetos que el poseedor tenga la intención u obligación de eliminar o botar. Estos, a su vez, pueden definirse como materiales peligrosos y es en esta categoría donde se sitúan los desechos de amianto.

En consecuencia, su limpieza ha de efectuarse observando normas estrictas que tienen la finalidad de garantizar la salud pública y el primer aspecto a tener en cuenta, es la importancia de que sea realizada por una empresa debidamente autorizada.

De igual forma, es menester almacenarlo en envases cerrados, correctamente embalados y etiquetados, de manera que pueda identificarse el contenido y situarse en el área que corresponda en virtud de su peligrosidad. Dicho procedimiento, se llevará a cabo fuera del lugar del que ha sido removido y una vez completados tales pasos, se tratarán de conformidad con la reglamentación vigente.

Posteriormente, y solo cuando se haya cumplido con las etapas antes descritas, se procederá con el transporte del amianto, el cual se hará siguiendo las indicaciones establecidas en las leyes que regulan la manipulación de sustancias tóxicas. Por último, se admitirán en los vertederos respectivos, acatando las leyes medioambientales aplicables al caso.

Como podemos observar, se trata de un proceso marcado por el rigor de los preceptos que versan sobre esta actividad, no obstante, si seguimos estas instrucciones, realizaremos una limpieza eficaz del amianto, evitaremos la contaminación y cualquier inconveniente con las autoridades.

 

Share Our Post

Share this posts through social bookmarks.

  • Delicious
  • Digg
  • Newsvine
  • RSS
  • StumbleUpon
  • Technorati
  • Twitter

Related Posts

You may like other posts.

There are no related posts on this entry.

Comments

Tell us what you think.

There are no comments on this entry.

Add a Comment

Fill in the form and submit.

You must be logged in to post a comment.

Categorías

Recent Comments

    Twitter Status

    Blogroll