Skip to content

El deseo del artista debe seguirse hasta el final

Advertisement

Todos los objetivos que nos proponemos deben ser alcanzados, pues estos son el insumo que llena de energía y sentido nuestra vida,  y es  cuestión del todo por el todo por que aquellos cosas que  nos proponemos siempre están ahí latentes presionando, saber porque es que las sentimos no es posible, pero auge sea por mero gusto están ahí y no se van a ir a menos que estas pierdan completamente los sentidos que con ellas viene, lo cual es bástate difícil porque son precisamente estos detalles lo que caraca de significado a nuestra vida.

La posibilidad es siempre seductora, queremos cosas, personas, alcanzar ciertos ideales, conseguir metas, todos podrían ser simples fantasmas para un anarquista, pero que  no sean entes o necesidades materiales no les quita su capacidad de dirigir nuestra existencia y por ende de modificar nuestra realidad, esto  ocurre en todos los campos, por ejemplo un músico que a pesar de estar contento con su producción  artística pero quería poder acceder a tener su propio escenario de  una tienda de escenarios moviles, un objeto caro y costosos que se propuso obtener que además le iba a permitir realizar cierto tipo de espectáculos de una forma que nunca antes pudo desempeñar, pues al o tenerlo va  tener cierta frustración, muy a pesar de como los demás lo perciban.

En todos los casos lo mejor siempre es seguir nuestros objetivos a pesar de que sean demasiado complejos o costosos ya que de otra forma solo nos convertiremos  en un mar de frustraciones, nada valorable y difícil de sobrellevar, de hecho no solo seguiremos haciéndonos daño sino también a todos aquellos con los que compartimos, particularmente esto es mucho más grave en el artista por la gran cantidad de emociones que estos pueden y deben expresar, el descontrol es natural en ellos ya que son espíritus libres, pero la libertad de expresarse   del modo que ellos lo desean es lo único que tiene valor y los deseos frustrados de los mismos  solo llevan a dos partes una nueva forma de expresión que supera ese objetivo jamás alcanzado y le quita su sentido, o un sumergirse en el para autodestruirse.

En ambos caos el deseo define el curso de las cosas, eses querer caprichoso que esta fuera de toda condicionante racional y que jamás puede ser doblegado  ni controlado par las leyes de la  lógica, ni siquiera en hombres de ciencia o de orden, ya que incluso ellos caen ante el dominio de los deseos-

Share Our Post

Share this posts through social bookmarks.

  • Delicious
  • Digg
  • Newsvine
  • RSS
  • StumbleUpon
  • Technorati
  • Twitter

Related Posts

You may like other posts.

Comments

Tell us what you think.

There are no comments on this entry.

Add a Comment

Fill in the form and submit.

You must be logged in to post a comment.